Manuel Carreira impartió clases de astronomía en las universidades de Washington y de Cleveland, y trabajó en el Observatorio Vaticano. Llegó a ser asesor en varios proyectos de la NASA. Impartió numerosas conferencias en universidades de Estados Unidos, Hispanoamérica y España, sobre ciencia y filosofía, que fueron recogidas en varias publicaciones, e incluso en una serie de TV que recoge esas ideas. Manuel Carreira, sacerdote jesuita, fue un defensor a ultranza de la compatibilidad entre ciencia y fe. Consideraba que son dos maneras parciales de conocer la realidad, que se complementan entre sí, y entre las que no hay oposición, si se entienden bien.

Nació en Vilarrube, Valdoviño (La Coruña) y murió el 3 de febrero de 2020 en Salamanca. Su madre, maestra nacional, era una mujer con una amplia cultura, que transmitió a sus ocho hijos su pasión e inquietud por el conocimiento. Gracias a su madre, Manuel Carreira tuvo la oportunidad de leer poesía, mineralogía, historia del arte, libros sobre viajes e incluso de caballería.