Un primer acercamiento a la Astronomía suele incluir el conocimiento de la bóveda celeste; el ritmo del Sol, la Luna y las estrellas; la confección de calendarios, relojes de Sol y algunos instrumentos más o menos sencillos, como el gnomon, el báculo de Jacob o el astrolabio.

Sin embargo, cuando el tema sale en los medios de comunicación, se suele hablar de conceptos de Astrofísica: agujeros negros, Big Bang, explosiones de supernovas, etc., que parecen requerir conocimientos elevados y complicados. Sin embargo, cuando se habla de conceptos básicos, cabe explicarlos con la sencillez que muestra la naturaleza. Heisenberg por ejemplo hablaba de la simplicidad y belleza de los esquemas matemáticos que la naturaleza nos presenta.

Autor: Ricardo Moreno Luquero