4
Mar
2021

Curso General de Astronomía

Curso General de Astronomía

El Grupo Docente de Astronomía Kepler, un equipo de profesores de primaria y secundaria en la enseñanza pública, uno de cuyos centros de interés es servir de apoyo a la buena marcha del Aula de Astronomía de Fuenlabrada, acaba de poner a disposición pública su Curso General de Astronomía que puede consultarse dentro de la web de la citada institución: https://www.auladeastronomiadefuenlabrada.com/

 

Escrito entre 2016 y 2020, sus autores han volcado en él toda su amplia experiencia como docentes de Astronomía durante más de 30 años, a lo largo de los cuales han ido acumulando una gran variedad de recursos didácticos que han sido probados y experimentados en clase con alumnos y en múltiples cursos con profesores.

Tiene una estructura bastante académica, como un libro de texto, con lecciones o temas divididos en preguntas. Los bloques de contenidos son: la esfera celeste (constelaciones, movimientos, coordenadas), el sistema Sol-Tierra-Luna (las estaciones, relojes de Sol, calendarios y eclipses), el Sistema Solar (movimientos, descripción, origen y formación), el astrónomo aficionado (telescopios, objetos celestes), Astrofísica (estrellas: distancias y evolución) y Cosmología (galaxias, el Universo).

Así que recorre la mayor parte de las cuestiones clásicas con un importante apoyo visual mediante gráficas, figuras, fotografías y animaciones interactivas que facilitan la com-prensión y visualización de muchos conceptos. Se incluyen ejemplos resueltos y ejercicios para el lector (con un enlace para ver las soluciones), así como recuadros de ampliación donde se sitúan ciertas cuestiones técnicas que requieren algo más de Matemáticas o Física.

Aunque dirigido, en principio, a cualquier persona que desee aprender Astronomía, se hace un importante guiño a los profesores, incorporando numerosas tareas escolares que podrían ser realizadas en clase con un grupo de alumnos.

Todo el curso está impregnado de un acercamiento pausado, proponiendo a menudo al lector que haga ejercicios, que no se limite a devorar vorazmente el texto (lo que se aprende despacio se retiene para siempre). Y se intenta, cuando es posible, seguir de cerca el método científico, mostrando primero las observaciones relevantes y, solo des-pués, los modelos explicativos.