Muchas veces me he preguntado qué sería de mi vida sin la astronomía ya que ésta me ha envuelto y he sido preso de ella durante toda mi vida. Además me he impregnado del espíritu de ApEA (aprendizaje armonioso a la carta) con unos amigos que tienen ésta misma “excelsius y gloriosa enfermedad”.

Siempre me ha admirado la obra del Quijote, pero mucho más cuando me enteré que le encantaba la cosmografía y por los conocimientos globales que tenia ya que a pesar de no tener ninguna carrera, dominaba las siete artes liberales que sustentaban el árbol de la ciencia del siglo XVI, agrupadas en el Trívium con sus asignaturas: Oratoria, Lógica y Retorica y el Quadrivium con sus asignaturas: Música, Geometría, Algebra y Astronomía. Cervantes conocía y dominaba ambos saberes y, lo ha querido reflejar en su obra magna.

Autor: Enrique Aparcio Arias
Queda prohibida cualquier difusión de estas imágenes por cualquier red social, web, plataforma o sistema de mensajería, siendo responsable aquella persona que haga difusión o redifusión de dicho contenido y ateniéndose a las consecuencias legales especificadas en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales.