22
May
2010

Nº 19 Observacion Solar

Observacion Solar

El estudio del SOL, por ser la estrella más cercana a nosotros, ha sido y es para la Astronomía el prototipo con el que se pueden construir y verificar modelos astrofísicos. El estudio de la actividad solar se llama HELIOFÍSICA y mediante una observación diaria de su superficie es posible descubrir importantes informaciones sobre su comportamiento.

Para los alumnos de Astronomía, el estudio del Sol significa un compromiso diario de observación, una pauta continua de investigación que les llevará a conseguir un método científico el cual, lejos de ser una mera obligación, les proporcionará suficiente entusiasmo para conseguir acumular constantemente resultados.

Hoy es posible garantizar un estudio correcto y completo cuyo rigor científico es indudable. Mediante “Internet” es posible corroborar día a día los resultados observacionales así como estrechar una colaboración con Centros Internacionales que coordinan los resultados obtenidos en la investigación mensual.

La actividad solar se define como el conjunto de fenómenos que podemos observar en la fotosfera y en la cromosfera del Sol. De todos ellos, son las manchas solares las manifestaciones de actividad más fáciles para poder estudiar y realizar un buen seguimiento, sin necesidad de grandes dispendios técnicos. En la actualidad es factible y económicamente posible, adquirir instrumentos con filtros de hidrógeno alpha o filtros de calcio que nos permiten observar la granulación, las fulguraciones, los filamentos y las protuberancias. El estudio y análisis de esta actividad es muy importante sobre todo en los últimos tiempos, en que tanto se especula con su influencia sobre la atmósfera terrestre. Además, su observación resulta un ejercicio fácil y apasionante, ya que cada día tanto las manchas como el propio aspecto del Sol, son diferentes. Observar el Sol con seguridad es muy fácil, ya que las técnicas para realizarlo se hallan al alcance de cualquiera. El método más sencillo es la “proyección”, pero mediante un “helioscopio o prisma de Herschel” la visión es excelente y también muy segura ya que se utilizan filtros especiales para el Sol. Así pues, mediante un simple telescopio y un CORONADO y sobre todo, con muchas ganas de trabajar, la observación del Sol nos puede proporcionar ese aliciente astronómico de investigación diaria para realizarla con los alumnos, teniendo en cuenta además, que esta actividad se desarrolla en horas lectivas, pudiendo ejercitarse dentro del horario escolar.

Descárgate en PDF la publicación N 19 «Observacion Solar»

Descargar