El estudio del SOL, por ser la estrella más cercana a nosotros, ha sido y es para la Astronomía el prototipo con el que se pueden construir y verificar modelos astrofísicos. El estudio de la actividad solar se llama HELIOFÍSICA y mediante una observación diaria de su superficie es posible descubrir importantes informaciones sobre su comportamiento.

Para los alumnos de Astronomía, el estudio del Sol significa un compromiso diario de observación, una pauta continua de investigación que les llevará a conseguir un método científico el cual, lejos de ser una mera obligación, les proporcionará suficiente entusiasmo para conseguir acumular constantemente resultados.

Hoy es posible garantizar un estudio correcto y completo cuyo rigor científico es indudable. Mediante “Internet” es posible corroborar día a día los resultados observacionales así como estrechar una colaboración con Centros Internacionales que coordinan los resultados obtenidos en la investigación mensual.

Autores: Joan Manuel Bullon i Lahuerta y Mª Ángela del castillo Alarcos