12
Jun
2009

Nº 18 Sombras que dan la Hora

Sombras que dan la Hora

Los relojes de sol son instrumentos muy interesantes y muy adecuados para introducirlos en el aula. En ellos se mezcla la ciencia, la cultura en general y a veces el arte, con la importancia que tuvieron como elemento cotidiano útil.

Además del estudio, datación y recuperación de ejemplares antiguos, muchos de los cuales han quedado ocultos y deteriorados, tienen dos utilidades destacadas que hacen que hoy en día sigan teniendo cierta relevancia y haya cada vez más personas y asociaciones interesadas en la gnomónica. Por un lado como elemento decorativo en fachadas, plazas o jardines, incluso como mobiliario urbano a veces con toques monumentales y artísticos. Por otra parte como elemento didáctico.

Su utilización en la escuela proporciona unos recursos didácticos importantes y en esta línea se presenta este trabajo. Es muy motivador que el alumnado de cualquier edad pueda elaborar un instrumento y que luego compruebe su funcionamiento. Solamente este hecho puede suponer un elemento que le acerque al conocimiento del movimiento aparente del sol y la mecánica celeste. Si además lo ha elaborado siguiendo unos pasos que le resulten lógicos e incluso ha utilizado los conceptos y procedimientos aprendidos en clase, el valor y la motivación serán mucho mayores.

Su utilización en la escuela proporciona unos recursos didácticos importantes y en esta línea se presenta este trabajo. Es muy motivador que el alumnado de cualquier edad pueda elaborar un instrumento y que luego compruebe su funcionamiento. Solamente este hecho puede suponer un elemento que le acerque al conocimiento del movimiento aparente del sol y la mecánica celeste. Si además lo ha elaborado siguiendo unos pasos que le resulten lógicos e incluso ha utilizado los conceptos y procedimientos aprendidos en clase, el valor y la motivación serán mucho mayores.

No obstante cuando se plantea al alumnado construir un reloj de sol suele hacerse dándole unas pautas o instrucciones que le ayudarán a obtener el objeto final y a utilizarlo posteriormente, pero no a entender por qué debe hacerlo de esa manera, con lo que se pierde gran parte del valor didáctico que este recurso puede conllevar. Muy frecuentemente los relojes de sol se han introducido en el aula como simple actividad manual, a veces en formato de recortables sin una explicación que justificase el método de trabajo.

A determinadas edades ese puede ser el camino, pero a nivel de secundaria el alumnado puede y debe comprender el proceso y se puede utilizar un enfoque didáctico de manera que los diferentes pasos no se les den ya hechos, ni tampoco se realicen a partir de unos desarrollos matemáticos complejos para este alumnado, sino siguiendo un razonamiento lógico a partir del movimiento aparente del sol, y las diferentes proyecciones que hay que hacer según la situación y colocación del reloj. Se hace imprescindible entrar en los fundamentos de la construcción y funcionamiento. El por qué se hace así, y el por qué funciona.

En este trabajo se explica el proceso de elaboración de varios modelos de relojes solares, comenzando por el más sencillo y didáctico, y finalizando con un proyecto que quede permanentemente en el patio del centro educativo.

Antes de comenzar conviene dejar claro que en todas las explicaciones de los diferentes tipos de relojes se utilizará la hora solar, técnicamente denominada hora solar verdadera local, según la cual a las 12 se produce el mediodía con el Sol en su punto más alto del día, en el meridiano. Al final del trabajo se hace una consideración sobre otros tipos de horas y cómo obtener la hora oficial.

Descárgate en PDF la publicación N 18 «Sombras que dan la Hora»

Descargar