El estudio del sistema solar constituye, sin duda, uno de los aspectos que no se pueden dejar de lado, tanto en un curso de astronomía como en los temas que tratan cuestiones de esta ciencia dentro de distintas asignaturas.

En casi todos de los niveles de la enseñanza primaria y secundaria aparecen temas relacionados con nuestro sistema planetario, y en la mayoría de los casos se suele incidir más en las características físicas de los diferentes planetas del sistema solar que en aspectos que proporcionen una visión más global, y en los relacionados con la mecánica celeste. Además cuando se abordan estas cuestiones se suele hacer de manera parcial y a veces destacando circunstancias que desvirtúan las principales características de los movimientos planetarios: se exagera la excentricidad de las órbitas, se alteran las escalas de distancias, y suelen utilizarse gráficos explicativos que inducen al alumnado a errores importantes.

Autor: Esteban Esteban Peñalba